Historia

parroquiaoldLa Parroquia de Santa María de la Esperanza está enclavada en el conjunto de edificios del Colegio Valdeluz de Madrid, en el local proyectado en un principio para capilla del centro educativo.

Es una parroquia de la Orden de San Agustín situada en el barrio del Pilar, frente a la Ciudad de los Periodistas. El nombre guarda relación con el de otras dos parroquias de la zona: Santa María de la Fe y Santa María de la Caridad. Su circunscripción territorial comprende el rectángulo formado por la Av. del Cardenal Herrera Oria (norte), Av. de la Ilustración (sur), Ginzo de Limia (este) e Isla de Arosa (oeste).

Funcionando al principio como capilla del colegio, cuando comenzó a crecer el barrio se pensó en la posibilidad de convertirla en parroquia. Consultados los miembros de la Provincia Agustiniana Matritense, institución a la que pertenecen sus instalaciones, se aceptó la creación de la parroquia, aunque con diversidad de opiniones sobre si debía ubicarse fuera o dentro del Colegio. El Consejo Provincial se decantó por esta última posibilidad.

La parroquia se inauguró oficialmente el 31 de marzo de 1974, pero había comenzado a funcionar el 9 de ese mes con un compromiso provisional con la diócesis. El 1 de octubre se firmó el contrato.

El primer equipo parroquial estaba integrado por los PP. Luis Hernández (párroco) y Juan López y Vicente Martín (coadjutores). La celebración eucarística del día de la inauguración fue presidida por el vicario episcopal D. José Luis Larrabe, y concelebrada por los tres padres citados y el director del colegio Valdeluz, P. Andrés Turrado, junto con otros sacerdotes diocesanos. La asistencia de fieles fue numerosa.

La Provincia destinó a usos parroquiales el templo, la sacristía y una sala encima de la entrada. Para llevar a cabo su creciente labor pastoral, en 1977 se ceden nuevos locales, de forma que la parroquia quedaba dotada de los espacios necesarios. Con los años, se van multiplicando las actividades parroquiales y de nuevo se necesitan más espacios, por lo que en 2001, se habilitan nuevos locales en el edificio levantado con motivo de la reforma del salón de actos del colegio.

Después de más de cuarenta años de funcionamiento, en el verano de 2016, se acomete la sustitución de los techos de uralita y se reforman la fachada y el porche de entrada. Además, se erige un campanario que identifica con claridad la presencia del templo y cuyas campanas otorgan a la parroquia un crácter más festivo y comunitario.

El párroco actual es el P. Jesús Martín Palacios y los coadjutores son los PP. José María Martín Sánchez, Félix Herrero y Miguel Ángel Sierra, aunque otros miembros de la comunidad agustiniana colaboran habitualmente. No obstante, una parte importante del peso de las numerosas actividades que dan vida a la parroquia recaen sobre un nutrido grupo de voluntarios laicos, sin cuya colaboración no se podrían llevar a cabo.

parroquia1