Con motivo de la celebración de la Semana Santa, el próximo 6 de abril, jueves,  el grupo de teatro “El Espejo” vuelve un año más para representar La Pasión.

 

La Pasión muestra los últimos momentos de la vida de Jesús, desde su llegada a Jerusalén el Domingo de Ramos, hasta la resurrección el Domingo de Pascua. Todos esos momentos significativos se ven reflejados en esta narración teatral a través de la encarnación de todos los personajes. Cada uno de ellos, por pequeño que parezca, es significante para la historia. Y formar parte de algo tan grande es lo que llena el alma de cada uno de los actores y actrices después de los aplausos del público.

No podría faltar el enorme agradecimiento que hay que hacer a Cornejo, quienes cada año nos prestan gran parte del vestuario y a todas las personas que hacen posible la puesta en escena, ya sea la iluminación, la caracterización y los decorados. También aprovecho este momento para agradecer la colaboración a la Coral Valdeluz, que con sus voces acompañan a las de los personajes de esta obra, y por supuesto, a la parroquia Santa María de la Esperanza, donde se lleva a cabo “La Pasión Viviente” año tras año.

Para algunos han pasado más de 5 lustros, pero para otros solo han pasado unos días en esta obra. Cada año se incorporan nuevos participantes, muchos de ellos jóvenes, lo que le da mucha fuerza y vida a cada uno de los ensayos y representaciones. También hay veteranos, que han estado desde los primeros pasos de La Pasión Viviente, quienes aportan experiencia al grupo. A la cabeza del grupo está Francisco Nestares, director de todas las representaciones de La Pasión, quien ha estado ahí desde sus inicios, y quien sabe sacar lo mejor de cada uno de los actores para cada uno de los personajes.

David Razola representará por sexto año consecutivo a Jesucristo. Destaca la participación de una docena de jóvenes de Bachillerato y 4º de ESO del colegio Valdeluz en papeles como Juan, Herodías,  Anás, Claudia, soldados, magistrados….

Lo que El Espejo busca es acercar La Pasión de Cristo al público y que se viva como una experiencia cercana y de todos. Os invitamos muy especialmente a la XVI representación de la “Pasión viviente”.