Hoy hemos inaugurado “El árbol de la Esperanza”. Hoy los niños han encendido sus luces, simbolizando los mejores deseos para estas navidades… deseos de paz, de tolerancia, de solidaridad, de optimismo, de amor, de Dios…  Los niños que se están preparando para recibir por primera vez a Jesús han celebrado hoy su fiesta de Navidad con sus familias y sus catequistas, poniendo fin al primer trimestre de catequesis. Todos hemos vuelto a vivir como ellos la inocencia de la niñez y la alegría de la sencillez: en sus risas, sus cantos, y sus caras se traslucía la presencia de Dios entre nosotros… Ya lo dijo el Maestro, ¡dejad que los niños se acerquen a mí!